Consejos sexuales

Consejos y trucos sexuales para aumentar tu libido:

Los afrodisíacos puede causar bastante escepticismo; Sin embargo, es cierto que existen determinados alimentos que pueden mejorar tu vida sexual.Conoce nuestros trucos sexuales para aumentar tu libido en un santiamén.

1. Vitamina E: La podeis encontrar en los espárragos y los aguacates. Esta vitamina es una de las mejores para aumentar tu libido ya que ayuda a liberar hormonas que aumentan las respuestas sexuales, estas son; la testosterona, la progesterona y los Entre otros efectos, pueden provocar el aumento del tamaño del clítoris y mejorar la lubricación vaginal.

2. Potasio: Los plátanos contienen potasio, un elemento muy favable para la fortaleza de los músculos. Este es un de los trucos sexuales ideales para aumentar tu libido y entre sus efectos verás como tus contracciones a la hora de alcanzar el orgasmo son mucho más intensas.

3. Zinc: Las ostras, contienen altos niveles de zinc, y tambien sexualmente aumentan tu libido, ya que el zinc aumenta la presencia de testosterona, y vincula un aumento del deseo sexual (aunque salga un poco caro, vale la pena...)

4. Omega-3: El salmón, las nueces o las pipas de calabaza contienen Omega-3, una sustancia que aumenta la producción de hormonas sexuales.

5. Antioxidantes: Los antioxidantes protegen las paredes de los vasos sanguíneos, permite que pase más cantidad de sangre; por lo que tendrás mayor sensibilidad en los genitales. Los puedes encontrar en la granada y en el vino tinto.

6. La feniletilamina: Esta sustancia química se encuentra en el cacao y es un estimulante que provoca cierta sensación de bienestar y excitación.

7. La capsaicina: Es una sustancia que se encuentra en determinados alimentos como los chiles picantes y que favorece la circulación y estimula las terminaciones nerviosas excitándonos más. Si quieres aumentar tu libido: una buena receta mexicana puede ser una buena opción.

Consejos sexuales

Algunos trucos muy sexuales para impresionarle a tu pareja:

1.Explora y juega un poco: En vez de ir directamente al grano, utiliza algunos de estos consejos sexuales: explora vuestras zonas erógenas con mucha tranquilidad y dedicaespecial atención a las zonas limítrofes. Esto hará que aumente el riego sanguíneo e incrementará la excitación y la sensibilidad. Cuando por fin vayan al grano, vuestros genitales estarán mucho más receptivos y la excitación será mucho mayor.

2.Mejor usar dos manos: Lo mejor es utilizar las dos manos; tanto para que te acaricie como para acariciarle. Estos son trucos sexuales para aumentar la excitación, y te llevarán a un placer muchísimo mayor.

3.Acariciale tú con una mano su pene, mientras con la otra presionasle firmemente en la base o pellizcale uno de sus testículos.

4.Él debe introducir el dedo en tu vagina y acariciar tu punto G (que se encuentra unos 3 centímetros dentro de la vagina) mientras con la otra mano acaricia tu clítoris.

5.Estos trucos sexuales también se pueden utilizar durante el coito. Si encontráis las posturas kamasutra adecuadas, él puede acariciarte tu clítoris y tú su perineo.

6.Cambien la velocidad:La utilización de estos trucos sexuales hará que vuestra excitación aumente y además impedirá que lleguéis al orgasmo demasiado rápido.variar el ritmo durante el sexo es muy conveniente.

7.Cuando le masturbes tú, con la mano, comienza con movimientos largos y lentos y después acelera los moviendo de la mano rápidamente por el prepucio. Después, cuando esté muy excitado, baja el ritmo. Si se trata de sexo oral, caliéntale primero lamiendo su glande y después, para conseguir mayor excitación, mastúrbale con la mano mientras sigues chupando.

8.Pídele a él que te acaricie suavemente tu clítoris con la lengua o con el dedo con movimientos ligeros o rápidos. A medida que te vayas excitando, la zona se volverá más sensible. Pídele entonces que cambie a un ritmo más lento y suave para evitar que te dispares.

9.Durante el acto sexual sigue también estos trucos sexuales para aumentar la excitación: intercala una penetración lenta y profunda con otra más superficial en la que tan solo la punta de su pene entre en tu vagina.

10. De vez en cuando haz parones:Otros de los trucos sexuales para manteneros excitados sin llegar al clímax es tomaros un breve descanso. Por ejemplo, podéis hacer una pausa durante el sexo oral para besaros o si te estás excitando demasiado durante la penetración, parad y dedicad un rato a acariciaros o a daros un poco de placer oral, cuando volváis a la acción estaréis más excitados y el orgasmo será mucho mayor.

Tu paquete mola


Los tíos adoran su paquete desde que son unos chavales: juegan con él, lo protegen con mucho cuidado e incluso a veces le ponen nombre y lo tratan como una persona. En realidad, la historia de amor que un hombre tiene con su miembro les ayuda a tener mejor sexo porque lo conocen centímetro a centímetro y saben lo que les funciona.

Las mujeres sin embargo, no solemos tener la misma relación amorosa con nuestro genitales.
La mayoría de las chicas se centran solo en el clítoris y se olvidan de los alrededores.
¡Gran error!. Hay muchos puntos realmente excitantes … y si los conocieras bien, tu vida sexual podría salir muy beneficiada. Piénsalo …

Si un tío supiera que hay zonas de su equipamiento que les dan placer instantáneo; ¿Crees que lo ignorarían? ¡Ni hablar! Así que, ¡manos a la obra!. Túmbate abre las piernas y pasa algún tiempo investigando todos esos puntitos que tanto placer te proporcionaran. Frota la zona que rodea tu clítoris, acaricia el entorno de tu vulva y pellízcate suavemente tus labios mayores.
¡Ah! Y no te olvides de ir de caza a por tu punto G, una zona de un centímetro de tamaño que se encuentra en la pared vaginal, a unos tres centímetros de la entrada, y que se hincha cuando estás muy excitada.

¿Qué tienes que hacer para encontrarlo? Cuando ya estéis a cien, introduce en la vagina el dedo induce ligeramente curvado. Tienta con la yema hasta que encuentres un trozo que sea prominente y blando, frótalo suavemente para ver si te gusta. Si es así, compártelo con tu chico. Enséñale a encontrarlo y pídele que te lo haga él.

El sexo es mejor a máxima potencia















Piensa en tu clítoris como un chico piensa en su pene. Al fin y al cabo, son más parecidos de lo que crees. Ambos tienen más o menos la misma cantidad de terminaciones nerviosas, necesitan estimulación para llegar al orgasmo y aumenta de tamaño cuando se está excitado. La única diferencia es que no hace falta que te pongas como una moto para empezar a tener sexo, y de hecho, hay muchas mujeres que no están excitadas cuando empieza el coito. Aplica la misma mentalidad que un hombre y busca la manera de estar a tono al empezar con la penetración.

Dedica tiempo y atención a tu clítoris, probando diferentes técnicas durante los juegos previos. Comienza con una presión directa, colocando sobre el clítoris dos dedos y frotándolo de atrás hacia delante. Hazlo más suave cuando aumente de tamaño (y se haga más sensible).

En el momento que lo notes más grande, forma una “V” con los dedos índices y corazón, colócalos a ambos lados del clítoris y muévelos. Pasa a mayores cuando llegues a ese punto en el que el más ligero de los roces te vuelva loca.

Un hombre tiene tanto sexo como puede … Con su mano o con su chica. Hay una razón para ello: Los hombres cuentan con más testosterona, uno de los motivos por los que desean más sexo.

Pues tenemos buenas noticias para ti: Excitarte con frecuencia puede potenciar tu vida sexual y hacerla más parecida a la de un hombre.

¡Ojo al dato!: El orgasmo ayuda a las mujeres a producir testosterona y hará que quieras tener sexo con más frecuencia. Eso significa que, cuando no estés con tu chico, debes llegar al clímax con regularidad. Además, la masturbación es una forma estupenda de experimentar y descubrir que es lo que más te gusta.

No te cortes y prueba diferentes técnicas en solitario. Una postura que proporciona mucho placer es tumbarte bocabajo con las piernas cerradas. Desliza las manos entre las piernas, presiona tu clítoris con los dedos u haz movimientos circulares o de delante hacia atrás, produciendo una fricción que hará maravillas.

También puedes testar tu potencial orgásmico en la bañera. Túmbate con las piernas abiertas bajo el grifo, de tal forma que el agua caiga sobre el clítoris. La presión constante del agua caliente puede ser más efectiva que los dedos. O prueba a poner una toalla sobre el reposabrazo de tu sofá, siéntate como si cabalgaras sobre él y muévete hacia atrás y hacia delante, utilizando el peso de tu cuerpo para ajustar la presión que quieras sobre tu clítoris.

Cualquier cosita es excitante

No hace falta mucho para excitar a un hombre:

Un milímetro de piel entre la camiseta y el vaquero, y él ya te imagina desnuda. ¡Bingo! ¡Preparados para la acción! Las estadísticas muestran que la mayoría de los hombre piensan en sexo a lo largo del día, así que están dispuestos a asociar cualquier cosa al tema. Cuándo tu chico llega a casa, la tentación sexual se habrá ido acumulando, así que están preparados para la acción.

Las mujeres, sin embargo funcionamos de otra manera:

nosotras pensamos en sexo solo cuando llega el momento y no solemos dejar que detalles aparentemente no sexuales detonen nuestros pensamientos.

¡Otra cosa a cambiar! Deberíamos aprender a fijarnos en esos pequeños detalles y permitir que despierten nuestras fantasías más salvajes. Esa anticipación hará que, cuando por fin estés con él, la excitación suba a cimas insospechadas.

Novia de 10 ...

¿Qué hace que seas una novia GENIAL?

Las cosas que le atraen, le pillan y le enamoran de ti …

Conserva tu espacio: Que seas independiente es uno de tus rasgos más atractivos. Intenta no dejarte absorber por la relación y conserva tu grupo de amigos, tus intereses y tus hobbies. Trasmitirás que valoras tu espacio y por tanto, que también entiendes que él necesita el suyo.

Préstale atención: A un chico le gusta que tengan interés por las cosas que le importan, desde su curro hasta su liga de fútbol. Mantén conctato visual con él y hazle preguntas que demuestren que te interesas por su vida.

Ríete con él: No hay nada que enganche más a un tío que el sentido del humor. ¡Es irresistible!. Mantened una relación de colegas en la que os podáis reír de casi todo … incluso de vuestros problemillas. El sentido del humor es garantía de una buena relación.

Toma la iniciativa: Nos encanta que ellos nos lleven de viaje, nos enseñen nuevos garitos, nos inviten a restaurantes … pero ¿Quién no a dicho que a los chicos no les gusta lo mismo?. Toma tú la iniciativa y organiza algún plan sorpresa. Ah … y lo mismo se aplica al sexo. ¡Arrasarás!.

Entradas antiguas